Finalmente extraditaron al acusado de asesinar a la docente de General Rodríguez

Femicidio

0
60

En febrero del 2016 Griselda Noemí Gonzales fue asesinada. Desde entonces el sospechoso, de nacionalidad mexicana, estaba prófugo. En los últimos días fue alojado en la Unidad Penal de Mercedes.

En febrero del 2016 Griselda Noemí Gonzales de 39 años de edad fue asesinada. Desde entonces el sospechoso fue Mares Parra, un hombre de unos 35 años de edad, de nacionalidad mexicana, al cual habría conocido mediante Facebook.

Ambos habrían tenido una relación virtual durante cuatro meses, hasta que la mujer le habría enviado dinero para que compre los pasajes aéreos y viniera a la Argentina con el objetivo de conocerse personalmente.

Ella estaba separada de su esposo, con el que tenía una hija de 18 años y un hijo de 15, pero aparentemente seguirían conviviendo bajo el mismo techo en el barrio Almirante Brown. Por esta razón la mujer habría alquilado un departamento en el cruce de ruta 7 y San Pedro, en Francisco Álvarez para que el mexicano, tuviera un lugar donde quedarse.

El sospechoso habría salido el 9 de febrero desde Ecuador, haciendo escala en Chile y finalmente aterrizó en el aeropuerto internacional de Ezeiza, donde lo habría recibido la docente con su hija.

El crimen de Griselda Gonzales fue cometido el 13 de febrero de 2016. Una vecina del lugar habría declarado que esa noche escuchó una discusión y gritos hasta que habría visto salir al sospechoso.  La docente fue encontrada al día siguiente por su hija, quien la habría mandado varios mensajes y como no le respondió se dirigió al lugar con su padre donde la encontraron estrangulada.

Mares Parra comenzó a ser buscado desde entonces por femicidio. Fue extraditado en los últimos días a la Argentina tras ser detenido por la justicia ecuatoriana en abril del 2016. Por disposición del Juzgado de Garantías Nro. 1 de Moreno, a cargo de Adriana Julián, quedó alojado en la Unidad Penal de Mercedes a la espera de la resolución de su situación procesal. En las últimas horas, trascendió que se negó a declarar ante el fiscal Leandro Ventricelli.

Antes de ello Parra permaneció un tiempo en la lista de prófugos más buscados por Interpol y apareció con una “red note” (circular roja) en la página oficial de ese organismo. En abril del año pasado, fue localizado por Interpol Quito en la zona de cantón Milagro, localidad distante a 399 kilómetros de la capital ecuatoriana, a partir de allí comenzó un largo proceso de extradición para traerlo a la Argentina e indagarlo por el femicidio.