Con duras críticas de Unidad Ciudadana, se convalidó el acuerdo salarial de los trabajadores municipales

Primer sesión Ordinaria del HCD

0
51

El bloque de concejales de la Alianza Cambiemos metió por la ventana el expediente para convalidar la última negociación salarial. Aunque la mayoría de la oposición convalido el acuerdo, el bloque de U.C. critico severamente el resultado de la negociación, al que calificó como un retroceso en materia salarial.

Luego del discurso inaugural del representante del departamento Ejecutivo el martes 3 de abril, se llevó adelante la primera sesión ordinaria del Concejo Deliberante. Generalmente las primeras sesiones son de puro carácter inaugural, sin embargo, en esta ocasión el bloque de concejales de la Alianza Cambiemos solicito, sin consultar con la presidencia del Bloque de concejales de Unidad Ciudadana, Claudia Guerra, la incorporación a la orden del día el expediente para que pueda ser refrendado el último acuerdo salarial de los trabajadores municipales,  negociado por los sindicatos de STM y ATE.

Luego de que Fabián Polverini, presidente del bloque de concejales de Cambiemos, solicitara el ingreso del expediente, Guerra dejo en claro que desde el bloque no estaban conformes con el acuerdo paritario que no logro romper el techo salarial del 15 por ciento impuesto por el gobierno encabezado por Mauricio Macri. Si bien los concejales de la oposición manifestaron su desacuerdo, accedieron al ingreso del expediente para no trabar el aumento salarial, aunque lo calificaron como claramente insuficiente y un retroceso frente a los altos niveles inflacionarios de la economía macrista.

Con un discurso confuso el concejal de Cambiemos y sindicalista Carlos González, en cambio felicito a los representantes sindicales por el resultado de la negociación.

Por su parte, Reinaldo Torres, concejal de Unidad Ciudadana y delegado de ATILRA, dejo en claro que un aumento del 15 por ciento en un salario básico tan reducido, como es el que perciben los trabajadores municipales de menor categoría queda muy por debajo de los aumentos de precios en las mercancías y los servicios que deben abonar los mismos trabajadores.

Finalmente Mauro García, mediante la lectura de datos concretos  afirmo que con el aumento alcanzado, un ingresante a duras penas llegaría a cobrar, en bolsillo, unos 9000 pesos. Sin embargo esto sería distinto para los cargos “políticos”, para los cuales ese porcentaje significaría una mejora considerable, aumentando casi un sueldo básico. Por ejemplo, sostuvo, los secretarios, que cobran 5.5 sueldos básicos, percibirían un claro incremento salarial, pudiendo superar en muchos casos los 60 mil pesos. Mayor aun seria el aumento del intendente, que percibe el equivalente a 16 salarios básicos.

García agrego que los salarios de los empleados municipales estarían muy por debajo de la línea de pobreza, casi tocando la línea de indigencia, cuestión que se agravaría aún más si se tiene en cuenta que la inflación en este último año supera el 25 por ciento interanual y un acumulado superando el 71 por ciento desde que asumió Macri.

A esto debería tenerse en cuenta un dato para nada menor. Este aumento se traducirá automáticamente en un aumento de tasas por el mismo nivel de aumento gracias a la cláusula gatillo introducida por el gobierno de Darío Kubar el año pasado en la ordenanza fiscal impositiva.

El acta de acuerdo salarial finalmente fue aprobada por mayoría, aunque los concejales de la oposición se mostraron claramente disconformes con la cifra impuesta por el gobierno de la Alianza Cambiemos.

Dejanos tu Comentario