“Si hay un funcionario municipal implicado lo van a echar”

0
2

Luego del corte de ruta de los vecinos del Barrio San Carlos que logró poner un freno al ingreso de maquinaria posiblemente ligada al municipio en el terreno que posee la vecina, ella y un grupo de vecinos se entrevistaron con el intendente que dijo desconocer quién dio la orden para que se realicen trabajos en el lugar.


El lunes por la mañana Graciela Cheong y un grupo de vecinos y vecinas se entrevistaron con el Intendente municipal. Luego de escuchar los relatos y las interpretaciones que la reunión dejó en la vecina de Malvinas, queda la impresión de que Darío Kubar intentaría mostrar el conflicto como exclusivamente entre partes privadas, por lo que se estaría desviando la atención del trabajo de maquinaria con logotipos del Municipio de General Rodríguez en los terrenos de Cheong, aunque, según comentó Graciela, el intendente le habría afirmado que si algún funcionario municipal se encontraba ligado a este hecho irregular iba a ser echado.

La duda surgió en los vecinos cercanos al predio que, desde hace casi 2 semanas vieron el ingreso y egreso de maquinaria rellenando el predio; tractores y camiones, todos con logos municipales y de la empresa EMAC. De hecho el pasado miércoles uno de esos camiones volcó sobre la calle Corrientes, aunque el logo del municipio fue retirado a los pocos minutos, junto con la patente del vehículo.

Cheong también sostuvo que Kubar le aseguró que el no dio la orden de que entre maquinaria en el lugar y que era un tema sobre el que iban a tener que averiguar.

Finalmente, Graciela le expresó al intendente que temía sobre su integridad física y la posibilidad de futuros aprietes, por lo que el intendente le habría sugerido realizar un exposición civil, comunicándose con el comisaria responsable de la Comisaria Segunda de la delegación Malvinas.

Una de las reiteraciones permanentes del Intendente Kubar, habría sido acerca del papel de la justicia para resolver los conflictos posesorios.


Vuelta a casa

Cuando todavía no habían llegado al barrio quienes se fueron a entrevistar con el Intendente, aparentemente personal policial habría llegado nuevamente hasta los terrenos ubicados sobre la calle Corrientes, entre Cabrera y Sandoval. Esta vez, con la orden de retirar la maquinaria que había quedado varada en el lugar.

Los vecinos, al observar que nuevamente había movimiento, automáticamente se acercaron para ver que sucedía, pues, lejos de dar aviso de su llegada o de solicitar el permiso de ingreso a quien tiene la posesión de las tierras, ingresaron al lugar como si se tratara de tierras públicas.