OTRO INTENTO DE DESALOJO CONTRA GRACIELA CHEONG

Yo no fui, él no fue, ¿pués entonces quien ha sido?


El predio ubicado en la calle Corrientes nuevamente sufrió la irrupción de maquinaria, acompañada por un móvil policial de la Delegación Malvinas. Esta vez llegaron a provocar daños sobre pertenencias de la poseedora, a muy pocos metros de la vivienda. La retroexcavadora habría sido alquilada por la empresa de transportes La Perlita, a quien aparentemente alguien le habría vendido irregularmente las tierras.


El viernes 6 de octubre desde muy temprano las tierras ubicadas sobre la calle Corrientes entre Cabrera y Sandoval, en el barrio San Carlos de Malvinas, volvieron a sufrir la irrupción de maquinaria, denuncio la vecina poseedoras de dichas tierras Graciela Cheong, que viene sufriendo desde hace ya un mes la constante invasión del predio por parte de máquinas aparentemente enviadas para la construcción de un playón de colectivos para una empresa de transporte, a quien, según trascendidos, les han vendido el predio; una venta que sería irregular pues Cheong es quien vive en esas tierras desde hace 20 años y tiene la documentación que avala su posesión.

Graciela Cheong se encontraba haciendo una ampliación de la denuncia que ya había realizado en la Defensoría del Pueblo. En esta ocasión agregó un episodio que sufrió un vecino a quien Cheong presta una porción de su terreno para que guarde bolsones con los elementos que recicla. “Invadieron el predio por la calle Cabrera, empezaron a tirar porquerías por allá, arriba de las cosas de un señor al cual yo le prestaba un pedacito de tierra para que ponga sus bolsones, le tiraron cosas arriba y este señor se fue a quejar a la Delegación Malvinas y le contestaron que ese terreno pertenecía a Carlos María Álvarez y Trueba”, haciendo caso omiso al reclamo. La ampliación de la denuncia también consistió en una queja sobre el cartel que funcionarios municipales habían colocado en la entrada del predio que prohibía el paso indicando que el predio era un inmueble en custodia municipal, por la ordenanza 3680/14. Este cartel, aparentemente “se usa cuando se refieren a un predio que está en estado de abandono, deshabitado y que pasaría a ser un predio cuidado por la municipalidad. Lo cual no es correcto porque en el predio vivo yo, no está abandonado”, agregaba la reconocida vecina de Malvinas.

Mientras se encontraba en la Defensoría del Pueblo, desde muy temprano, Graciela fue alertada por vecinos sobre el ingreso, nuevamente, de maquinaria en sus tierras. Esta vez, según trascendió, la maquina habría sido alquilada por la empresa de transportes La Perlita, a diferencia de las irrupciones anteriores en las cuales las maquinas tenían los logos de la Municipalidad de General Rodríguez. La retroexcavadora, además conto con el acompañamiento de un móvil policial.

Una vez alertada, Cheong avisó a sus familiares de la irrupción, quienes se dirigieron rápidamente a tratar de detener el avance de la máquina que ya prácticamente estaba por llegar a la vivienda, sin siquiera detenerse ante la presencia de la gran cantidad de perros que Graciela cuida y alimenta. Los rápidos reflejos de la familia y los vecinos que avisaron lograron que el daño no sea mayor, aunque la retro llego a destruir gran cantidad de madera que utiliza para construir corrales.

Luego arribo al lugar el concejal de la Alianza cambiemos, Fabián Polverini, uno de los funcionarios que se había comprometido, junto con Miguel Groccia del COM y el Comisario de la Comisaria Segunda de General Rodríguez Walter La Serna, a que no ingresaría más maquinaria en las tierras de Cheong. El edil dialogo con el operario de la máquina y otro hombre que, al parecer, pertenecía a La Perlita. Al momento en que Voces se hiciera presenta en el lugar, alrededor de las 11 de la mañana, la retro comenzaba a salir del predio estacionándose a pocos metros del lugar, cruzando la calle Corrientes, muy cerca del móvil policial que la custodiaba.

“Ya se estaban abalanzando sobre mis cosas. De hecho destrozaron muchas de mis cosas que eran vitales para armar corrales y para supervivencia, no solamente mía sino de mis animales, madera” agregaba Cheong reconstruyendo los sucesos del día. Además, agregó que la retro que ingresó el viernes 6, es la misma que estuvo estacionada unos días antes en la esquina de las calles Cabrera y Corrientes.

El concejal Polverini y de fondo, la retroexcavadora saliendo de las tierras de Cheong pisoteando la faja que prohibía el ingreso. Colocada por funcionarios municipales.

Los vecinos y familiares de Cheong volvieron a manifestarle su preocupación sobre el tema al edil oficialista quien volvió a reiterar que estaban investigando sobre el tema, que sin embargo cada vez va quedando más claro que el agua. Todo indicaría que lo que sucede alrededor de esas tierras sería una venta irregular en la que estarían implicados funcionarios municipales. Algunas voces hablan de que el valor de esas tierras rondaría los 40 millones de pesos.

Según comentó Polverini en una ocación la empresa La Perlita habría comprado las tierras presentando documentación al municipio, lo que desmentiría la información manifestada por Darío Kubar de que no tenían ningún tipo de información al respecto. Es más, a pesar de que el intendente les manifestó a los vecinos que se pondría en contacto con la empresa para averiguar sobre la situación, esto nunca habría sucedido.

Finalmente Cheong, luego de todo lo sucedido decidió adelantar la convocatoria de vecinos que la acompañan para el miércoles 11 de octubre a partir de las 16 horas.

Comentarios:

Sin Comentarios

Dejá un Comentario