Radio Atilra

Se trata de la Ley  que modifica el sistema previsional de los empleados del banco Provincia, en claro detrimento de los derechos adquiridos por los trabajadores a lo largo de los años. Los concejales de la oposición presentaron un proyecto para pedirle al supremo tribunal que se expida rápida y justamente sobre el pedido de inconstitucionalidad de la ley.

La sesión ordinaria del Concejo Deliberante de General Rodríguez del jueves 10 de mayo comenzó con la utilización de la Banca Participativa por parte de Ricardo José Barber, quien desde allí le solicitó a los concejales su intervención para que le requiera a la Corte Suprema de Justicia Bonaerense su intervención y el tratamiento urgente y justo del pedido de inconstitucionalidad de la Ley 15.008 por parte de la Asociación Bancaria. Luego de esto, mediante una moción de preferencia se adelantó el tratamiento, precisamente del proyecto mediante el cual el HCD de General Rodríguez le solicitaría a la Corte el tratamiento de la ley.

Los 12 votos de los concejales opositores lograron que el proyecto de resolución sea aprobado, mientras que, con 8 votos, los concejales oficialistas no lograron que el proyecto vuelva a comisión. Para argumentar esta posición los ediles de Cambiemos recurrieron a argumentos que merecieron el desprecio de los trabajadores bancarios que se encontraban presenciando la sesión.

Barber enumeró varios de los puntos por los cuales los trabajadores bancarios activos y jubilados sostienen que la Ley 15.008 es inconstitucional y que se trata de un “saqueo a nuestro sistema previsional”. Primeramente remarcó que se trató de una ley aprobado por ambas cámaras legislativas de la provincia de manera exprés y sin ningún tipo de consulta con los trabajadores o con diputados y senadores provinciales que se oponían a su sanción.

Luego informó que la nueva legislación, sancionada en diciembre del 2017 y publicada en enero del 2018, modifica totalmente el régimen de aportes, cuyo haber inicial dejará de ser del 82 por ciento del salario en actividad del cargo más alto los últimos 5 años y pasará a ser del 70 por ciento y por los últimos 10. Además llevará la edad jubilatoria a los 65 años para los hombres y a 60 para las mujeres.

Otro punto crítico trata sobre el desfinanciamiento de la caja jubilatoria que impulsa esta nueva ley, ya que es el mismo banco el que deberá cubrir los déficits de la misma, tratándose de un modelo indirectamente privatista de jubilaciones. Quizás uno de los puntos que más rechazo genera entre los trabajadores, quizás por su carácter evidentemente injusto, es el hecho de que aquellos empleados o empleadas que se jubilen deberán optar por solo una prestación en caso que posea más de una. El gráfico ejemplo que utilizó es que si se cobra una pensión, además de pasar a cobrar una jubilación, deberán optar por una de las dos prestaciones; un claro avance confiscatorio sobre los derechos de los trabajadores.

Finalmente, mediante una moción de privilegio, se pasó a tratar el proyecto de resolución mediante el cual el HCD emitiría un pedido a la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Buenos aires para que se expida “pronta y justamente” a cerca del pedido de inconstitucionalidad.

Los concejales del oficialismo votarían por el pase a comisión del proyecto, algo que finalmente no sucedió ya que no alcanzaron los votos necesarios. El encargado de argumentar la posición de Cambiemos fue el radical alvearista Francisco Pin, quien sostuvo que el proyecto vertía concepciones político partidarias y, básicamente, sostuvo que los habitantes no tenían por qué financiar el déficit de la caja jubilatoria de los empleados bancarios, una posición entrelazada nada casualmente con los planteos de ajuste que realiza el Fondo Monetario Internacional que nuevamente condicionará la soberanía política y económica del país gracias a los desastres de las políticas de Cambiemos. Este último planteo provocó el manifiesto enojo de los trabajadores bancarios que se encontraban presenciando la sesión.

El encargado de contestarle fue el concejal de Unidad Ciudadana Mauro García, quien sostuvo que los concejales oficialistas no votan lo que quieren sino lo que el departamento ejecutivo les permite votar. Además, agregó que a la Alianza Cambiemos ya no le queda ningún sector por atacar. “Han atacado a los discapacitados, a los jubilados, a los niños, niñas, adolescentes, a los trabajadores”, continuaba.

Para finalizar García afirmó que en este momento “ya se empezaron a aplicar las recetas del FMI y ustedes las defienden. Yo quiero que esta sesión quede grabada en la memoria”, ya que el jefe político seguramente les otorgará la “mención de mejor concejal”, “pero cuando anden por la calle van a tener que recordar que alguna vez en este recinto votaron en contra de los derechos de los trabajadores”.

Atilra Gral. Rodríguez

Dejanos tu Comentario