Entrevistamos al delegado general de la Comisión Interna de Mastellone Hnos. que nos comentó sobre las elecciones de comisión interna en la empresa láctea Arotcarena y las charlas que se mantienen con trabajadores para informar y debatir sobre la extorsión del gobierno y las cámaras patronales contra Atilra para lograr una reforma a la baja del convenio colectivo de trabajo.


El martes por la tarde entrevistamos al Delegado General de la Comisión Interna de Mastellone Hnos., Julio Sigales quien nos informó sobre el resultado de la elección de la comisión interna en la fábrica Arotcarena. También nos comentó sobre las rondas de asambleas y charlas que dirigentes de Atilra están sosteniendo con todos los trabajadores.

La empresa Arotcarena se encuentra ubicada sobre la calle Beschtedt en el Municipio de Lujan y funciona desde el año 1956. Allí se desarrollaron las elecciones de la comisión interna el pasado lunes 15 de mayo en las que resultó electo por cuarta vez consecutiva como delegado general Pablo Argüello, en una elección que se realiza cada 2 años.

(Julio Sigales, Delegado General de Mastellone Hnos.)

“De los 17 compañeros que hay votaron 12, (algunos son transportistas y no están en la empresa). De los 12, hay 11 votos a favor para Pablo Argüello y uno en blanco. Hay un compañero que no está afiliado, que no hace mucho que esta y fue puesto por la patronal” comenzó Julio Sigales.

Luego le preguntamos cual era la situación de los trabajadores en la fábrica de Luján antes de que la Seccional General Rodríguez de Atilra se acercara hasta allí: “Desde que llegamos nosotros como seccional, y el cómo comisión interna, hemos logrado, y el también en forma particular, un montón de beneficios para los trabajadores”. Antes de eso los trabajadores padecían el trabajo en negro, el pago fuera de tiempo y forma de artículos del convenio: “Los hacían ir en temporada de Mozzarella, cuando levanta mucho el trabajo, trabajaban 3,4, 5 meses y después los cortaban y los llamaban cuando los necesitaban un fin de semana, así habían estado unos cuantos años hasta que la seccional General Rodríguez que empezó a tener influencia en la fábrica”.

Luego de que la actual conducción de Atilra asumiera la primera medida que toman en la planta se regulariza la situación de los trabajadores. Sigales comento que Arotcarena tiene 3 dueñas de las cuales una es la presidenta, “el esposo de ella es el que siempre generaba los conflictos. Cuando los compañeros vieron que empezaban a tener respaldo empezaron a llamarnos y contarnos que es una persona hostigadora, que no los dejaba realizar los relevos, cuando terminaban de hacer una actividad los hacían hacer otra, había compañeros que eran utilizados para que les laven el auto, que les corten el pasto en la casa”. Por esta razón, aun luego del encuadramiento de los trabajadores bajo el convenio, hubo despidos en la fábrica que debieron ser reincorporados gracias a las medidas de fuerza implementadas.

“Tenemos la suerte de que haya un delegado que no solamente atiende las necesidades de esa empresa sino que nos da una mano importante para responder a los trabajadores de las otras empresas de Luján” comentaba el dirigente gremial sobre Pablo Argüello. “A veces no nos dan los tiempos para llevar información y pegar en cartelera y Pablo se maneja por todas las empresas, ya lo conocen. Lleva la voz de nuestra seccional, no solamente representa a los trabajadores de su empresa sino también a otros de empresas chicas de Lujan. Gracias a Pablo Arguello hemos podido encuadrar Lácteos Mepi, a una empresa que está a la vuelta de Arotcarena que se llama lácteos Luján, con un empresario que amenazaba que si se metía el gremio los iba a echar a todos. Tiene una responsabilidad grande y asume esa responsabilidad. Es un dirigente de los buenos, de los que nosotros necesitamos para seguir construyendo” agregó.

Luego el Delegado General de Mastellone Hnos., nos comentó sobre las reuniones periódicas que vienen sosteniendo con los trabajadores de la planta de Mastellone Hnos. para informar y debatir acerca de la defensa del Convenio Colectivo 2/88. “Hemos decidido informar a los compañeros, de que estamos en plan de lucha para que no se dé ninguna situación en contra de los trabajadores, en base al Convenio. Se firmó la apertura del convenio, y eso es lo que hace ruido, entonces estamos yendo sector por sector, hablando con todos los trabajadores y aclarándole cuales es nuestra posicion. Nosotros como gremio tenemos bien en claro que no vamos a hacer nada que perjudique a los trabajadores”, informaba Sigales.

La negociación del CCT fue uno de los puntos del acuerdo que Atilra debió firmar como resultado de la extorsión llevada a cabo por el Estado Nacional y las cámaras patronales, después de que se impusiera como condición del salvataje de 450 millones de pesos para SanCor, principalmente para el sostenimiento de los más de 4000 puestos de trabajo. Sin embargo esto no significa de ninguna manera que el gremio haya aceptado negociar el convenio a la baja. Así lo dejo en claro Julio Sigales:

“No vamos a ser nosotros los que resignemos los derechos que están establecidos en nuestro convenio. Además tiene que quedar claro que los unicos que pueden aprobar una reforma son los trabajadores y no creo que ninguno esté de acuerdo con lo que se está planteando hacer. Para resistir y luchar necesitamos el apoyo constante de los compañeros. Tenemos que estar unidos y dar pelea en cada ocasión que se vaya presentando. No hay que bajar la guardia porque vienen por nuestros derechos”.

Para finalizar Sigales recordó que en el año 98 la empresa había recurrido a la táctica de hacer firmar un convenio a la baja a cada trabajador de forma individual, ofreciendo una suma dineraria que se terminó muy pronto, mientras que los resultados de la derogación de derechos la padecieron los trabajadores lácteos durante más de 10 años. “Los trabajadores siempre nos escuchan, hay un respeto hacia cada uno de nosotros, hacen todas las preguntas necesarias, se sacan dudas, lo mejor que nos pasa es poder mirar a la cara a cada trabajador y poder ser claros diciéndoles que como dirigentes no vamos a ceder en nada”, finalizaba el dirigente gremial.

Comentarios: