Alarmante panorama de Salud y desarrollo social en el distrito

12-09-2018 | Conferencia de Prensa de Unidad Ciudadana

0
69
Radio Atilra

En el contexto del Plenario de la Militancia de U.C. Néstor Kirchner se llevó adelante la presentación de conclusiones de la comisión de  salud en el HCD. Además de hacer un balance de la grave situación de estos sectores, reconocidos profesionales de las áreas realizaron propuestas para establecer un eje programático de políticas públicas.

El miércoles 12 de septiembre se llevó adelante una nueva conferencia de prensa de Unidad Ciudadana, espacio conducido por el Concejal Mauro García, en el Concejo Deliberante de General Rodríguez donde se presentó el documento que sintetiza las propuestas y las discusiones que se dieron el último sábado 8 de septiembre en la Comisión de Salud y Desarrollo Social, en el marco del Plenario de la Militancia Néstor Kirchner.

Los encargados de llevar adelante la conferencia, en la oficina del bloque de concejales de Unidad Ciudadana en el HCD, fueron Gustavo Tummino, médico Nefrólogo, Alberto Albino, ex médico del Hospital Baldomero Sommer y del Hospital Interzonal Vicente López y Planes, en el área de Terapia intensiva, Santiago Díaz, médico generalista, formado y ejerciendo en Lujan y en Rodríguez desde que se recibió y María Silva, profesora de Educación Especial en la modalidad de sordos e hipoacúsicos, discapacidad intelectual y trastornos específicos de lenguaje, militante por los derechos de las personas con discapacidad.

La conferencia de prensa comenzó con el repudio a los despidos que se habían producido en el Hospital Posadas, emblema de la salud pública argentina. En una asamblea publica, trascendió que se trata de unos 80 trabajadores y trabajadoras, entre los cuales se encuentra la Doctora rodriguense Gisela Torrisi; despidos que se suman a los más de 350 que se produjeron hace pocos meses atrás

El objetivo de la comisión, sostuvieron, es “ir conociendo las realidades de nuestra población en todo lo que sea en referencia al sanitarismo” para que “nos permita organizarnos para enfrentar los duros momentos que estamos viviendo en lo que respecta a la atención sanitaria”.

El documento hizo hincapié en la destrucción por parte del gobierno de la Alianza Cambiemos de los paradigmas sanitarios construidos durante la presidencia de Perón, con la creación de la Secretaria de Salud, que luego seria ministerio, y encarados por el Doctor Ramón Carrillo, desde donde “se define la incorporación del concepto de derecho a la salud, convirtiendo a todos los ciudadanos como sujetos de ese derecho”.

En los últimos tres años, con el cambio de signo político del gobierno, hemos sido testigos del desarme de muchas de las políticas de la gestión de Néstor y Cristina con la clara intencionalidad de hacer desaparecer el derecho a la salud pública como responsabilidad del estado”, continuaba leyendo Tummino, transformando de esta manera a la salud “en un bien de consumo mercantilizable, solo para aquellos que puedan adquirirlo, dejando fuera a millones”. Este aspecto siniestro de las políticas Macristas tuvo como paso decisivo la degradación del Ministerio de Salud al rango de Secretaria.

También se expusieron muchas de las problemáticas que se dan en el territorio local, provincial y nacional como resultado de la avanzada privatista del macrismo en el sistema sanitario, como por ejemplo el desfinanciamiento de políticas de protección hacia niño y adultos mayores, menos recursos humanos, achique de programas.

Como contraparte, propusieron la implementación de un “sistema articulado, descentralizado e integral accesible a todos los niños, niñas y adolescentes donde se piense y se intervenga con perspectivas de derechos”.

Para finalizar, señalaron también el aumento incesante de la cantidad de adultos mayores sin cobertura social, se propuso como medida el cambio del protocolo que emite los certificados de discapacidad para que acelere los trámites, además de la reincorporación de los despedidos de la agencia nacional de discapacidad.

Situación en el Posadas

Sobre la grave crisis que atraviesa el Hospital Posadas hablamos con el Dr. Gustavo Tummino, quien se desempeñó laboralmente en el nosocomio. Al respecto, aseguró que se trata de un “hecho más de las políticas de ajuste de este gobierno neoliberal”.

Agregaba además, que detrás de esta avanzada, además existe un ensañamiento, argumento que también fue sostenido por el Dr. Albino, que también se debe a su poder gremial, por sus características de lucha a través de los años.

Tummino aseguro que durante estos días se ha recrudecido la reducción de personal, “echando gente indiscriminadamente, sin ninguna explicación. Al personal le llegan los telegramas, la precarización laboral es utilizada para cercenar contratos, se sacan de encima a la gente”.

El Doctor Rodriguense aseguro que en el Hospital existe persecución ideológica, gremial. A su vez comenta que los cese de contratos y reducción de personal comenzaron con la asunción de Cambiemos del gobierno, que apuntaban particularmente contra los representantes gremiales. “No son casualidades, no vienen a ordenar ningún trabajo ineficiente, vienen a achicar porque no les interesa la salud publica” agregaba Tummino, quien finalizo afirmando que si el “hubiera seguido trabajando ahí seguramente me hubieran echado”.

DOCUMENTO COMPLETO:

Unidad Ciudadana | Plenario de la Militancia Pte. Néstor Kirchner – Comisión Salud

A lo largo de la historia política de nuestro país, existieron una serie de avances y retrocesos en materia de garantía de derechos elementales de las personas, y la salud y el desarrollo social no son una excepción. Así, durante la presidencia de Juan Domingo Perón, se creó la secretaría de salud, que luego daría lugar al Ministerio de Salud de la Nación, en aquel momento, bajo el comando del Dr. Ramón Carrillo. En ésta gestión, considerada como la bisagra entre la prehistoria y la historia de la Salud Pública, se define la incorporación del concepto de derecho a la salud, convirtiendo a todos los ciudadanos como sujetos de ese derecho. Esto representó el  basamento fundamental en la edificación del sanitarismo nacional, y hubiera sido imposible construir un sistema de salud que, a pesar de las dificultades, ha logrado en el global, una larga enumeración de victorias.

En estos últimos tres años, con el cambio de signo político en el gobierno, hemos sido testigos del desarme de muchas de las políticas de la gestión de Néstor y Cristina, con una clara intencionalidad de hacer desaparecer el derecho a la salud pública como responsabilidad del estado, transformándolo en un bien de consumo, mercantilizable, solo para aquellos que pueden adquirirlo, y dejando fuera del sistema a los millones que además, quedan sumidos en una pobreza cada vez mayor, producto de las políticas neoliberales. Esto queda de manifiesto con el decreto presidencial que borra al Ministerio de Salud de la Nación del gabinete nacional (Hecho solo antecedido en dictaduras, como las de Aramburu y Onganía), volviendo a sustituir el concepto de derecho por asistencia.

Es en este contexto, en que la militancia activa del campo nacional y popular debe tomar las riendas para generar primero un espacio de discusión y debate, luego de análisis de situación y finalmente de proposición de una alternativa, que vuelva a recuperar un sistema equitativo, integral y accesible, hacia una soberanía sanitaria.

Como parte de ésta actividad en las bases, ha comenzado a desarrollarse el Plenario de la Militancia Presidente Néstor Kirchner y dentro de este espacio se llevaron a cabo el sábado 8 de septiembre de 2018, 3 comisiones: Salud, y en el marco de desarrollo social, Sistema de promoción y protección de niños, niñas y adolescentes; y políticas de discapacidad y adultos mayores.

Desarrollo Social

Sistema de promoción y protección de niños, niñas y adolescentes

En el marco de éste debate, se explicita el desfinanciamiento feroz de las políticas de promoción y protección de éste colectivo, y en consecuencia, la desprotección a la niñez y adolescencia de nuestro distrito. Menos recursos humanos y achique de los programas, no significan otra cosa que retroceder a un régimen tutelar arraigado en el patronato y concebir la niñez desde la mirada adultocéntrica. Es por eso que queremos un sistema articulado, descentralizado, integral, accesible a todos los niños, niñas y adolescentes, desde donde se mire, se piense y se intervenga con perspectiva de derechos, considerando la autonomía progresiva de la niñez. Existe una imperiosa necesidad de establecer un consejo local, donde se convoque al ejecutivo y a las organizaciones sociales para que en conjunto se diseñen y ejecuten los programas necesarios.

Políticas de discapacidad y adultos mayores

En éste marco de discusión, se enumeró la falta de actualización de aranceles y el cumplimiento de los pagos por parte de Incluir Salud, IOMA y PAMI, rechazando el PAMI como fundación. La no prestación de los servicios para las personas con discapacidad indicados en la Ley 24.901 por parte de las Obras Sociales. Nos preocupa el crecimiento de población de Adultos Mayores sin cobertura social y en la mayoría de los casos el Estado ausente, con pérdida de derechos elementales. Las bajas de pensiones por discapacidad o expedientes demorados. La Derogación del Decreto 118/06 para incrementar la accesibilidad en el transporte. Cambio de protocolo para tramitar el Certificado Único de Discapacidad. La reincorporación de los despedidos de la Agencia Nacional de Discapacidad y el cumplimiento del cupo del 4 % de empleos en la administración pública, entre muchas otras necesidades que día a día se incrementan.

Se propone desde la comisión la necesidad de fortalecer las redes de recursos territoriales con el fin de dar curso a trámites suspendidos o ni siquiera iniciados por desconocimiento. Poner el eje de la discusión territorial en la perspectiva de derechos (Dar la batalla cultural) y trabajar sobre las subjetividades.

Salud

En la comisión de Salud, se generó un espacio de discusión donde pudimos exponer sobre el éxodo de profesionales en nuestros hospitales y centros de salud locales, que no es repuesto por nuevo personal, asociado a una problemática de años, como la precarización laboral del personal de salud, que en tiempos de neoliberalismo significa trabajar con la continuidad en duda todos los días. La deserción de profesionales calificados en algunos casos es decisiva en la posibilidad de generar una atención mínima en las salas de atención primaria.

Se sufre también la drástica reducción en la provisión de leche en centros de APS y medicamentos en salas y hospitales, con disminución en cantidad y calidad en los botiquines REMEDIAR. Esto condiciona la imposibilidad de iniciar y sobre todo mantener tratamientos imprescindibles desde lo individual, pero también con impacto en la población, ya que vemos  resurgir patologías asociadas a la falta de control sanitario y educación, como tuberculosis y sífilis, donde los medicamentos antituberculosos y los preservativos no se encuentran disponibles para las poblaciones más vulnerables. Los pedidos de estudios complejos, como tomografías o resonancias, incluso desde los hospitales se tornan imposibles de llevar adelante. Los pacientes ambulatorios sin cobertura social, no tienen chance de acceder en la zona a ningún estudio de mediana o alta complejidad, salvo que lo pague.

En los hospitales del municipio, percibimos una caída en la asistencia a consultorios a medida que avanza el mes, y una notable merma en las visitas a los pacientes internados.  En el caso del hospital Sommer, ubicado a 17 km del casco urbano de General Rodríguez, el valor del trasporte toma relevancia en ésta problemática. El aumento en las consultas de guardia sin embargo, se ha visto incrementada de manera destacada, probablemente como respuesta a una falta de contención de la patología prevalente de menor complejidad en el primer nivel de atención.

Es evidente que la intención de la actual gestión de Cambiemos, es reducir las prestaciones de salud, transformando un derecho humano básico en un acto de beneficencia, dejando el grueso de la atención sanitaria a la voluntad del mercado. En nuestro territorio, esto se puede ver en la inexistencia de un plan de salud a nivel local, que permita hacer frente a todas estas necesidades.

Ante semejante exposición de franco deterioro del sanitarismo en nuestro municipio, nos queda preguntarnos: ¿Cómo nos organizamos?

Ante todo, es imprescindible lograr construir entre todas las organizaciones militantes del campo nacional y popular, un frente de salud que permita llevar adelante un diagnóstico de situación primero, que nos acerque a la realidad profunda de nuestro territorio, que sirva para preparar el plan necesario para torcer esta situación, para volver a redistribuir recursos y organizar la salud de manera integrada e integral, con prioridad a la atención primaria de la salud.

Mientras tanto, es necesario dar a conocer este documento de emergencia, pero al mismo tiempo debemos seguir adelante con el establecimiento de redes informales de salud que permitan suplir la falta de organización estatal, sabiendo que este accionar es tan solo un parche para paliar la lamentable situación sanitaria en que nos encontramos.

Por último, tenemos que tener presente en todo momento que es necesario llevar adelante la enorme tarea de dar la batalla cultural que ayude a la población a entender que el acceso a la promoción, prevención, atención y recuperación de la salud es un DERECHO, y como tal, debe ser garantizado por el estado.

General Rodríguez, 8 de septiembre de 2018.

Ver también:

Plenario de salud de Unidad Ciudadana

Atilra Gral. Rodríguez

Dejanos tu Comentario